Seguridad

La de Derechos y Deberes en el Fútbol (Ley Nº 19.327) en los Estadios establece claras obligaciones y roles para los organizadores del espectáculo. En este caso, el club como ente organizador, es quien debe proveer la seguridad al interior de los estadios, nombrando un jefe de seguridad quien se hará cargo de coordinar y ordenar al personal de seguridad para que se lleven a cabo los protocolos establecidos, con el fin de mantener condiciones de seguridad y bienestar al interior del recinto. 

Dado que un espectáculo de fútbol profesional acarrea un impacto no sólo en el estadio sino que en todos sus alrededores, tanto en la propiedad, el orden público y la locomoción colectiva, es razonable que Carabineros esté presente en los estadios de nuestro país. Como consecuencia de lo anterior, es el jefe de seguridad designado por el club  quien mantendrá la coordinación con Carabineros para solicitar el apoyo del contingente policial frente a un evento de connotación mayor que pueda sobrepasar el rol de la seguridad privada dentro del recinto, sin perjuicio de que los guardias de seguridad deberán atender a la instrucciones operativas de Carabineros de Chile.